sábado, 9 de febrero de 2013

Cinelerra #8: Transiciones


Por fin un capítulo breve en esta serie... breve el vídeo, el artículo vais a ver que tiene miga, y de la buena. Sobre las transiciones, además, se podría hablar largo y tendido, aunque parezca mentira. Desde que ando en estos mundos del Youtube, procuro elaborar vídeos lo mejor producidos posible desde un punto de vista técnico y dado que antes de empezar los tutos apenas sabía nada de edición de vídeo, esto implica empaparse de cuantas webs y libracos pueda tener al alcance. Y acudir a fuentes prácticas fiables. De este último punto, por suerte, andamos bastante sobrados y no es precisamente la web la mejor de ellas. Se trata de la tele. Efectivamente, la maldita televisión, esa máquina productora de ciudadanos zombis, es una fuente inapreciable para comprender cosas del tema que nos ocupa hoy. Incluso mejor que el cine, donde las transiciones están demasiado constreñidas por la dialéctica cinematográfica. Es en el estilo visual agresivo y delirante de la televisión donde podemos encontrar la mejor inspiración a la hora de realizar vídeos para cualquier plataforma internáutica. En lo que a las transiciones se refiere, os recomiendo dos fuentes principales: la primera, claro está, es la publicidad: los técnicos audiovisuales del mundo de la propaganda comercial son auténticos genios (o muchos de ellos lo son, vaya); por otro lado, he encontrado una fuente muy interesante para explorar formas sencillas de conectar unas imágenes con otras: los programas deportivos. Sí, esa cosa tan rara que va después de los informativos y que básicamente consiste en rellenar tres cuartos de hora con temas que se resumirían en dos o tres minutos. En esos programas, especialmente los de cadenas como Cuatro o la Sexta, residen técnicas de producción de vídeos breves que pueden ser perfectamente aplicables en el mundo del screencasting. De alguna manera tienen que hacer interesante la misma noticia repetida de lunes a sábado, ¿no?
Que no os asuste este rollo, una de mis intenciones a la hora de comenzar este vídeo-manual es proporcionar herramientas técnicas para que vosotros mismos os animéis a realizar vuestras propias producciones, en un principio para que podáis compartir vuestros conocimientos linuxeros, pero si lo que queréis es crear un vídeo sobre la comunión de vuestro primo, también me alegraría que esta serie os resultase de utilidad. Así que consejo al canto: echad un vistazo de vez en cuando a la tele libreta en mano. Apuntad lo que veis, qué efectos usan en los programas de la caja tonta, cómo son  y cuánto duran las transiciones, como juegan entre sí la imagen y el sonido. Eso sí, todo con fines de aprendizaje. La tele hay que verla con moderación, o no verla.
Continuemos con las transiciones. Además de lo que expongo en el vídeo, hay algunas cosas más dignas de mención. Por un lado, algunas de las transiciones que tenemos disponibles en Cinelerra cuentan con opciones de configuración, que no he incluido en el tuto para no alargar su duración. Estas opciones de configuración se encuentran en el menú que aparece haciendo clic derecho sobre el icono de la transición que se sitúa en la línea de tiempo, concretamente accedemos a ellas en la primera opción de dicho menú, la que se llama "mostrar":

El menú de las transiciones. La opción "mostrar" "muestra" la configuración

Una vez que hacemos clic sobre este menú (cuyo nombre induce a confusión, supongo que es un error en la traducción del programa), nos encontraremos (o no) con una ventana de configuración, cuyo contenido varía en función de la transición que estemos aplicando.

Opciones de la transición Shape wipe, de la que hablaremos al final

En algunas ocasiones este botón no abre ninguna ventana: son transiciones no configurables. Para que os hagáis una idea de las cosas que podemos hacer con las diferentes transiciones os describo a continuación las opciones disponibles:
  • Bandas cortantes: podemos cambiar el número de bandas horizontales.
  • Bandas deslizantes: además del número de bandas, podemos cambiar la dirección del movimiento (de dentro a fuera o de fuera a dentro).
  • Deslizar: podemos cambiar la dirección del movimiento (de izquierda a derecha o de derecha a izquierda) y la aparición del efecto (fuera y dentro).
  • Disolver: no se puede cambiar.
  • Flash: Tampoco se puede cambiar.
  • Iris Square: controlamos la aparición del efecto.
  • Shape Wipe: aquí tenemos varias opciones: podemos variar el modo de fusión del efecto (de blanco a negro o de negro a blanco, luego explico esto); la figura que forma el efecto de transición (también lo explico luego, lo prometo); activar el antialiasing (para que no aparezcan bordes "dentados") y preservar el ratio de aspecto (en el caso en el que el ratio de la transición no coincida con el ratio de la pista de vídeo).
  • Wipe: podemos cambiar la dirección de entrada. 
  • Crossfade (audio): inamovible y poco comunicativo, igualito que un ministro del PP contra las cuerdas. O sea, que no tiene opciones. La transición, digo. Y no me refiero a la transición política, leñe. ¡Basta!
Una vez explicado el contenido de esta opción, comprobamos que las transiciones dan un poco más de sí de lo que aparentan, y gozan de suficientes controles para cubrir buena parte de nuestras necesidades de edición. No es que sea un paraíso de miles y miles de plugins, pero como base están bastante bien.
Pero si lo que queremos son transiciones imaginativas, la que más nos interesa es Shape Wipe. Esta transición es especial porque introduce la noción de "cortinilla cutre". Es decir, esas transiciones con formas diversas que conectan un trozo de vídeo con otro por medio de estrellitas, corazones, símbolos de cartas de póker... Los que hayáis tenido la desgracia de trabajar con Windows Movie Maker sabréis a qué me refiero. El funcionamiento de estas transiciones es bien sencillo. Lo que hace Cinelerra es utilizar un archivo de imagen con extensión .png en escala de grises, y mezcla las dos pistas de vídeo concatenadas haciendo aparecer lo que está en blanco y protegiendo lo que está en negro (o al revés, a través de las opciones de configuración de la transición). Si el archivo .png tiene un efecto de degradado, el resultado será una transición en movimiento y el movimiento dependerá del tipo de degradado que tenga el archivo. Por ejemplo, para realizar el efecto de "cortinilla de corazón", el archivo utilizado es el siguiente:

¿Culo o corazón? Pues resulta que corazón

Aunque parezca mentira, el resultado de aplicar esta imagen es un perfecto corazón como el que podéis ver en la finalización del vídeo de hoy. Lo bueno de este sencillo sistema de creación de transiciones es que podemos añadir o crear las que nos apetezcan, y tras añadirlas en la carpeta correspondiente estarán activas en Cinelerra. La carpeta donde se encuentran las transiciones puede ser una de estas dos:

/usr/lib/cinelerra/shapewipe
/usr/local/cinelerra/shapewipe
En cuál de las dos carpetas se encuentran los archivos de transiciones dependerá de cómo hayamos instalado el programa. La primera posibilidad es la correcta en el caso de que hayamos instalado Cinelerra a través de paquetes o de una PPA. El segundo caso es el bueno si hemos compilado el programa nosotros mismos. 
Por defecto Cinelerra sólo tiene cinco transiciones de este tipo, pero por suerte contamos con unas cuantas más en la página de recursos del proyecto cinelerra, donde además encontraremos algunos enlaces más con otras imágenes aprovechables. Pero bueno, viendo cómo son las transiciones el proceso de creación es más que sencillo: nos bajamos una imagen de internet (que sea sólo de un objeto y fondo liso preferiblemente), la pasamos a escala de grises, invertimos los colores y aplicamos un desenfoque gaussiano a lo bestia.  A modo de ejemplo extremo y absurdo, a continuación podéis ver una transición elaborada... con una foto de carnet mía:

Joder, qué miedo

El ejemplo anterior es una especie de broma rara de las mías, aunque da cuenta de las posibilidades de esta transición. La imaginación es el límite, y podéis hacer un montón de experimentos con imágenes de paisajes, personas, objetos, o incluso textos. También podéis probar a variar el desenfoque para conseguir otros efectos.
Esto es todo con respecto a las transiciones... ya veis que la cosa ha dado de sí. Para enlazar con lo que decía al principio, un consejillo: las transiciones de más de medio segundo se pueden hacer largas (con excepciones) y las de menos de tres décimas de segundo parecen demasiado rápidas. Fijaos en cómo lo hacen en la tele, que lo tienen todo controlado...

2 comentarios:

  1. Hola jen0fOnte,

    ¿Aparte de la creación de variantes de la transición "Shape Wipe", Cinelerra permite crear transiciones desde cero? Estoy pensando en concreto en una que sería tipo "pasar las hojas de un libro" (aunque no me queda claro si esto sería más bien un efecto).

    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lario,

      Efectivamente, eso entraría en la categoría de efectos. En realidad las transiciones son efectos de composición "empaquetados", que se puede conseguir mediante combinaciones de movimientos de cámara, efectos y modos de fusión y fade. En ese sentido, la imaginación es el límite, siempre dentro de las posibilidades que nos brinda el programa. En concreto, la que mencionas de "pasar hojas de un libro"... Yo creo que combinando los efectos de perspectiva y transformar, con un poco de keyframing se podría conseguir algo parecido, pero apuesto a que no quedaría realista del todo. Creo recordar que en la era analógica se conseguían efectos similares jugando con croma, pero tendría que desempolvar unas cuantas lecturas. Investigaré el tema!

      Eliminar

Escribe aquí lo que quieras; ah, no te olvides de poner un nick, para evitar confusiones!